XVII Jornadas Nacionales Gastronómicas de Caza

Saluda del Presidente de la Excma. Diputación Provincial de Cuenca

Poner en marcha un proyecto, en casi cualquier ámbito de la vida, requiere ilusión y esfuerzo. El arranque siempre es complicado, pero lo realmente meritorio es mantenerlo en el tiempo, renovando año tras año las ganas de seguir en ello e intentando superar la edición anterior.

Las Jornadas de Caza del Restaurante San Nicolás alcanzan este mes de noviembre su décimo sexta edición. Quizás cuando Adolfo y María Rosa concibieron esta idea, animados por unos amigos, nunca pensaron que llegarían tan lejos y, lo que es más importante, que esta cita se convertiría en un referente gastronómico nacional.

Podría afirmar sin temor a equivocarme que el famoso ‘ingrediente secreto’ del que se precia cualquier buen cocinero, en el caso de las Jornadas de Caza nada tiene que ver con especies o salsas y sí con la generosidad, tanto del San Nicolás como de los restaurantes que cada año se desplazan a Cuenca y nos deleitan y sorprenden con sus creaciones gastronómicas.

Rendir un homenaje a la caza desde la exquisitez de la cocina es todo un acierto y nuestra provincia el mejor de los escenarios para hacerlo. Estas Jornadas reconocen y premian, a través de su Ciervo de Oro, la práctica cinegética y la conservación y el respeto al medio ambiente. Entre sus galardonados han tenido cabida el ilustre escritor Miguel Delibes o el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Quiero aprovechar la ocasión, como no podía ser de otra manera, para felicitar al Servicio del Medio Natural de la Consejería de Agricultura en Cuenca por ser los ganadores de esta edición 2012.

La mayor y más intensa de las sensaciones de estas jornadas las guardamos para la mesa. Sentados en el incomparable marco de un edificio que ya de por sí casi se puede saborear, pocos placeres superan al de sentarse en buena compañía ante un suculento plato regado con un buen vino.

Así que espero que disfruten, que disfrutemos de estas jornadas, mi enhorabuena a Adolfo y María Rosa y espero que podamos volver a compartir mantel el año que viene.